logo fundacion camino lebaniego

Historia y Cultura

Origen del Jubileo

En el epicentro de la Comarca de Liébana, y con los Picos de Europa y el monte de La Viorna como custodios, se encuentra el cuarto Lugar Santo Jubilar de la Cristiandad, desde la Edad Media, junto con Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela.

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana, a escasos 2,5 km de la capital comarcal, la villa de Potes, y en dirección a Fuente Dé, alberga, custodia y protege desde tiempo inmemorial el Lignum Crucis, o fragmento más grande conservado de la Cruz de Cristo que se conserva en la actualidad.

Más de 500 de peregrinación a Santo Toribio de Liébana.

En 1328 el rey Alfonso XI Castilla otorgó licencia a los monjes de Santo Toribio para recaudar limosna, ya entonces existía en el monasterio un hospital de "San Lázaro" para atender a los enfermos que llegaban buscando la curación en el contacto con las reliquias.

En 1512 el papa Julio II otorgó bula por la que quedaba establecido el jubileo de una semana a quienes llegaran al santuario los años en que, la fiesta de Santo Toribio (16 de abril) coincidiera en domingo. Dicho privilegio fue ratificado por su sucesor León X al año siguiente.

En 1967 el Papa Pablo VI amplió el viejo privilegio del jubileo semanal a todos los días del Año Jubilar Lebaniego.

El privilegio del jubileo lo comparte desde la Edad Media con Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela. Ya son más de 500 años de peregrinación a Santo Toribio de Liébana, de peregrinación por Cantabria y de Camino Lebaniego. El Jubileo o Año Santo es una celebración que tiene lugar en distintas Iglesias cristianas históricas, particularmente en la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa, y que conmemora un año sabático con significados particulares.

El Año Santo Lebaniego se celebra cada año que el 16 de abril, festividad de Santo Toribio, cae en domingo, lo cual sucede con una cadencia de 6,5, 6 y 11 años. Este último salto en el tiempo obedece al paso de los bisiestos. Cuando el 16 de abril coincide con el Domingo de Resurrección se pospone una semana la apertura de la Puerta del Perdón, como ya pasó en la celebración de 2017. El Año Jubilar Lebaniego es, además, un acontecimiento definido como `de Excepcional Interés Público’ y su próxima celebración será en el 2023, en el 2028, en el 2034…

Bula Papal

El Jubileo o Año Santo conmemora un año sabático con significados particulares.

El Jubileo o Año Santo es una celebración que tiene lugar en distintas iglesias cristianas históricas, particularmente en la iglesia católica y la iglesia ortodoxa, y que conmemora un año sabático con significados particulares. El Jubileo tiene sus orígenes en el judaísmo y la primera expresión en el mundo cristiano la recoge el Libro de Isaías (Isaías 61:1-2).

“Le entregaron (a Jesús) el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: ‘El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor’. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: ‘Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy’.”

Evangelio de Lucas 4:17-21

Actualmente, hay 7 Años Jubilares Perpetuos en el mundo, de los cuales cuatro se celebran de manera oficial, por orden de una Bula Papal, desde la Edad Media, estos son el Año Jacobeo de Santiago de Compostela, el Año Santo Lebaniego de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria y los Años Jubilares de Roma y Jerusalén. Los otros 3 se incorporan recientemente.

La Peregrinación

La peregrinación fue un fenómeno cuyo auge se manifiesta sobre todo en la Edad Media pero no es para nada exclusivo de ese tiempo ni tampoco de la Cristiandad como muestran las peregrinaciones a la Meca de Musulmanes o la peregrinación de Budistas al Monte Kailash en el Tibet.

La palabra Peregrino significa "extranjero", en el sentido de viajar más allá, de viajar lejos, de trascender, así la peregrinación es un camino relacionado con el viaje hacia lugares donde se custodiaban reliquias santas o hasta lugares sagrados.

La Peregrinación, simbólicamente, representa un camino de búsqueda interior, de encuentro y de renovación. De ahí, que en los Años Jubilares "se perdonen todos los pecados, previo reconocimiento y arrepentimiento de los mismos" y que el recorrido del camino hasta la Puerta Santa, de cada lugar santo, pueda llegar a significar un camino de transformación y de contacto con la divinidad o la esencia interior. En su momento, también supusieron un revulsivo económico para estos lugares.

El Jubileo

El Jubileo es un término con dos raíces, proviene del hebreo y del latín. En Hebreo hace referencia al “cuerno que sonaba en un año sabático" y el latín le añade el matiz de "júbilo y esperanza". El año Jubilar tiene su origen en el Judaísmo. El Libro del Levítico establecía que cada 50 años debía celebrarse un año santo para descansar, poner a los esclavos en libertad y restituir las posesiones que se habían comprado.

"Declararéis santo el año cincuenta, y proclamaréis en la tierra liberación para todos sus habitantes. Será para vosotros un jubileo; cada uno recobrará su propiedad, y cada cual regresara a su familia.”

Levítico 25:10

En la ACTUALIDAD, El Jubileo o Año Jubilar es la celebración, en algún lugar del mundo católico, de un período de indulgencia de los pecados, siempre asociado a una Bula Papal otorgada desde el Vaticano y en relación a los restos de algún Santo o a Reliquias de relevancia en el mundo cristiano. El Jubileo está, además asociado a un Camino de Peregrinación.

senal1

El Jubileo puede ser un Jubileo Ordinario o un Año Jubilar in perpetuum. El Jubileo Ordinario es el que se celebra en un lugar de manera puntual frente al Año Jubilar Perpetuo que se celebra de manera continuada a lo largo de la Historia. Hay Cuatro Años Santos Perpetuos que se celebran desde la Edad Media: el de Jerusalén, el de Roma, el de Santiago de Compostela y el de Santo Toribio de Liébana en Cantabria.

Peregrinación a Jerusalén

PEREGRINACIÓN A JERUSALEN "palmeros", porque, si regresaban, lo hacían con palmas, las hojas de la palmera. Las cruzadas y la Orden del Temple surgieron para proteger a los peregrinos cristianos que querían llegar a este lugar cuando los musulmanes la ocuparon, en torno al año 600 D.C. En la actualidad esta peregrinación ya no se hace a pie. Su peregrinación está relacionada con toda la ciudad en general, pero principalmente, con el Templo del Santo Sepulcro, donde se dice que Jesucristo fuera enterrado y más tarde resucitara.

Peregrinación a Roma

El año jubilar en Roma se celebra desde 1300, cada 25 o 50 años según la época y el Papa. A sus peregrinos se les llama "romeros". La principal ruta de acceso a Roma fue la Vía Francígena que arranca desde Canterbury en Inglaterra y atravesaba, de Noroeste a Suroeste, Francia y Suiza, para acceder a Italia por los Alpes. Se inicia con la visita del Arzobispo de Canterbury a finales del siglo X. En la actualidad, el Año Santo de Roma se celebra cada 25 años. El último fue el Gran Año Jubilar de 2000 que implicó a todas las iglesias del mundo, invitando incluso a otras religiones a unirse en una iniciativa ecuménica.

Peregrinación a Santiago de Compostela

El período de peregrinación a Compostela surge al unísono del descubrimiento del Sepulcro del Apóstol Santiago el Mayor en el siglo IX y pronto se convierte en el lugar preferido de la peregrinación Europea y sus peregrinos en “concheros”. El éxito del desarrollo del Camino de Santiago se debe a una excelente labor de organización y construcción de infraestructura como hospitales, puentes y calzadas por parte del papado y de varios reyes hispanos. El Año Jubilar Jacobeo se celebra cada año que el 25 de Julio, Festividad de Santiago Apóstol, cae en domingo.

Peregrinación a Santo Toribio de Liébana (Cantabria)

La Celebración del Año Santo Lebaniego se inicia en el siglo XVI, tras la bula del Papa Julio II del 23 de Septiembre de 1512 que otorgaba el privilegio de la celebración del Año Jubilar Lebaniego, lo que hace del Monasterio de Santo Toribio un importante centro de peregrinación, siendo, ya para entonces, uno de los lugares santos más importantes de Europa. El motivo de la Bula Papal es la presencia, en el monasterio, del Lignum Crucis, la reliquia que Toribio de Astorga había traído de Tierra Santa, el trozo de la Cruz de Cristo más grande que aún perdura. Por esto mismo a sus peregrinos se les conocía como “crucenos o cruceros”. La peregrinación a Santo Toribio enlaza con el Camino del Norte a Santiago de Compostela, el camino de las primeras peregrinaciones a Santiago. El Año Jubilar Lebaniego se celebra cada año que el 16 de Abril, Festividad de Santo Toribio, cae en domingo.

Otros Años Jubilares perpetuos

Sólo hay otros cuatro años jubilares perpetuos en el mundo, éstos mucho más recientes en la concesión de la Bula. Caravaca (Murcia), en honor a la Cruz de Caravaca. Tiene Bula Papal para ser año santo cada siete años desde 1998. Urda (Toledo), en honor a la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, con Bula Papal desde 1994 para año que el 29 de septiembre que caiga en domingo. Desde 2014, Valencia, en honor al Santo Cáliz de la última cena. Tiene Bula para ser año santo cada 5 años y el primero se celebró en 2015. En Ávila fue aprobado en 2016 por el Papa Francisco, en honor de Santa Teresa de Jesús y se celebra cada año en que el 15 de octubre, solemnidad de Santa Teresa de Jesús, caiga en domingo.

camino lebaniego mapa lugares santos v2

También te puede interesar: