camino lebaniego logo

El cine en los caminos de peregrinación

miércoles 01 diciembre 2021

Cantabria ha sido escenario de numerosos rodajes, ya que su incomparable relieve y belleza de paisajes no han dejado indiferentes a directores, actores y actrices a la hora de desempeñar su trabajo en esta región. Sus playas, montañas, valles y joyas históricas que atesora la comunidad han sido el telón de inspiración de muchas obras cinematográficas.

Todos los artículos

Ciertamente, simbólicos lugares de esta pequeña comunidad han tenido protagonismo en varias películas del cine español, e incluso en algunas a nivel internacional. Tanto es así, que, indirectamente, nuestros caminos de peregrinación, tanto el Lebaniego como el del Norte, han formado parte de ellas, han acogido a grandes figuras del mundo del cine y han dado visibilidad a muchas localidades de nuestra orografía.

Títulos galardonados como «Los otros» de Alejandro Amenábar (2000), protagonizada por la oscarizada Nicole Kidman, crearon en el Palacio de los Hornillos (Las Fraguas) un ambiente lúgubre y cargado de misterio. Otra de las superproducciones desarrolladas en Cantabria es «Altamira» (2015), donde el reputado Antonio Banderas interpreta a Marcelino Sanz de Sautuola, el prehistoriador que, junto a su hija María, descubre las pinturas rupestres más famosas del mundo, desenvolviendo su trama en las hermosas localidades de Santillana del Mar, San Vicente de la Barquera o Santander, paradas obligatorias a lo largo del Camino del Norte.

los20otros

Foto: Turismo de Cantabria

altamira

Foto: Turismo de Cantabria

Y hablando de nuestros caminos de peregrinación, nombramos algunas de las producciones que han tomado como fondo localidades que transcurren por los mismos:

«El Coloso de Rodas», de Sergio Leone (1960). Esta película fue rodada en parte en el puerto de Laredo y en Santoña, reconvirtiendo estas villas en la isla de Rodas. El decorado que se empleó en esta película fue reutilizado para otra del mismo género péplum, «Goliath contra los gigantes», de Guido Malatesta (1960-1961).

el20coloso

Recorriendo el Camino del Norte desde la costa oriental, descubrimos algunos largometrajes que se llevaron a cabo en el municipio de Castro Urdiales, con comedias como «Si Fulano fuera Mengano» (1971) de Mariano Ozores, donde algunas de sus escenas se rodaron en el Castillo de Ocharán, Oriñón, Islares, Ontón y la Cantera de Santullán. «Un Casto Varón Español» (1973) de Jaime de Armiñán, protagonizado por José Luis López Vázquez, incluye escenas en la dársena del puerto y el Cementerio de la Ballena; o el péplum «Los Cántabros» (1980), rodada en parte en las playas de Arenillas y Oriñón.

Llegando a la capital, Santander, destacamos la premiada película «Airbag» (1996) de Juanma Ulloa, ambientada en el Gran Casino de la capital y protagonizada por actores de renombre: Karra Elejalde, Fernando Guillén Cuervo y Alberto San Juan.

airbag

Foto: Turismo de Cantabria

Las series de televisión también tuvieron cabida en esta ciudad: «Gran Hotel» (2011), protagonizada por Yon González, Amaia Salamanca y Adriana Ozores, ambientan el argumento en el elegante Palacio de la Magdalena. La serie de suspense «La Verdad», protagonizada por Jon Kortajarena y Elena Rivera, también saca a escena lugares como la Bahía de Santander, los bajos del Sardinero, las playas de Los Peligros y La Maruca, entre otros lugares emblemáticos.

gran20hotel

Foto: Filmaffinity

Hacemos una parada en otra de las localidades más reconocidas que cruza el Camino del Norte: Comillas. Esta pintoresca villa ha sido elegida en varias ocasiones como escenario de películas tales como «Bolero» (1984), de John Derek; la comedia «Primos» (2011), de Daniel Sánchez Arévalo, incluyendo algunas películas del director santanderino Mario Camus, con trabajos como «Volver a Vivir» (1967), «Los Días del Pasado» (1977), «Fortunata y Jacinta» (1980), o «El Color de las Nubes» (1997), entre otros.

primos

Foto: Turismo de Cantabria

Otro de los rodajes cinematográficos que más repercusión tuvo en la región fue «Heidi» (2016), la popular niña de la serie de los 70 que fue grabada en la localidad de Pendes, en Cillórigo de Liébana, en pleno Camino Lebaniego. Aquí se ubicó la cabaña del abuelo de la protagonista y, por otro lado, el encantador pueblo de Mogrovejo, en la comarca de Camaleño, donde residía su noble amigo Pedro. Las escenas muestran todo el esplendor e impresión de los Picos de Europa y los valles que acoge, un marco incomparable que nada tiene que envidiar a los Alpes Suizos.

mogrovejo202

Mogrovejo. Foto: Fundación CaminoLebaniego

Más rodajes que se hayan desarrollado en la comarca de Liébana son «Habla, mudita» (1972), del director cántabro Manuel Gutiérrez Aragón, entre los pueblos de Bores, Bejes y el refugio de Áliva. El largometraje «Marianela» (1972), protagonizada por Rocío Dúrcal, abarca escenarios en los alrededores de Picos de Europa y el Concejo de Espinama, puntos de conexión con el Camino Vadiniense. Otro director santanderino, Manolo Munguía, rodó el film de intriga «H0us3» (2019), en Vega de Liébana y Potes.

Estos son solamente algunos ejemplos de la larga lista de producciones cinematográficas que se rodaron en Cantabria. No cabe duda de que nuestra rica tierra y variado patrimonio marcan una escenografía única, con planos espectaculares en unos paisajes de admiración. El perfecto telón natural que cualquier director de cine quisiera plasmar en sus obras.

Artículo: Fundación Camino Lebaniego/ Sandra Jiménez

Todos los artículos

Más actualidad sobre el Camino Lebaniego