logo fundacion camino lebaniego

Ven a descubrir el secreto mejor guardado del Albergue de Güemes

lunes 29 agosto 2016

El secreto que hace que el albergue de Güemes sea uno de los más emblemáticos de todos los caminos de peregrinación de España es un secreto a voces y sin embargo sigue sorprendiendo la magnitud de la labor liderada por el párroco de Bareyo, Ernesto Bustio.

Todas los artículos

Este religioso, que ha recorrido todos los caminos de peregrinación del mundo cristiano, ha querido plasmar en el albergue que se localiza en su casa familiar, lo que aprendió de la vida peregrinando tanto en sentido figurado como literal.

La filosofía del albergue es idéntica a la del Camino de Santiago y el espacio donde se desarrolla obedece también al espíritu peregrino, de modo que contamos con múltiples estancias muy bien acondicionadas, para compartir.

Un acogedor comedor con enorme chimenea, la sala de los caminos donde se habla del espíritu peregrino y se dan indicaciones prácticas como un único templo ecuménico donde todas las religiones confluyen. Los murales que adornan esta estancia ilustran estupendamente que el camino de la vida no es seguir una flecha sino seguir los mandatos del corazón.

La gratuidad, eso a lo que estamos tan poco acostumbrados en esta sociedad, es la clave de que esta casa familiar se haya convertido en centro de acogida de los que hospitaleros y peregrinos. Todas las iniciativas parten de la voluntariedad de aquellos que, en el ejercicio de su libertad regalan su tiempo y su buen hacer. Estas colaboraciones van desde la construcción de las instalaciones, hasta la atención de los peregrinos o las aportaciones voluntarias de los mismos.

Ernesto Bustio, leyenda viva del Camino y de otros muchos proyectos en los que participa, ha sido galardonado la medalla al mérito en el trabajo por Juan Carlos I, por su labor social donde todos somos iguales y todos necesitamos de su bálsamo de cuidado y atención de cuando en cuando.

El secreto del éxito del albergue de peregrinos de Güemes es una filosofía de vida en la que, como decía Teresa de Calcuta, lo que no se da, se pierde.

Si quieres saber algo del espíritu del camino, pásate por el albergue de Güemes . Te enganchará.

Todas los artículos

Más actualidad sobre el Camino Lebaniego