logo fundacion camino lebaniego

Una oportunidad para el patrimonio inmaterial del Camino Lebaniego

miércoles 29 septiembre 2021

A continuación, os dejamos el artículo publicado para la revista La Luz de Liébana, donde tratamos de poner en valor nuestro rico patrimonio inmaterial, las antiguas costumbres, usos y oficios, a través de una serie de acciones del programa Atlantic CultureScape, con el fin de ofrecer experiencias únicas que relancen el turismo regional y favorezcan un desarrollo sostenible.

Todas los artículos

Algunos de los objetivos principales de la Fundación del Camino Lebaniego son la protección del patrimonio cultural y el apoyo al desarrollo de las economías locales por las que atraviesa nuestros caminos patrimonio de la Humanidad.

Coincidiendo con nuestros objetivos, decidimos participar en el proyecto Atlantic Culture Escape, junto con 7 socios internacionales y 12 socios locales para llevar a cabo una serie de acciones de promoción y protección del patrimonio cultural inmaterial del Área Atlántica Europea. El fin de este plan es ofrecer y mejorar experiencias que relancen la oferta turística y proporcionen un crecimiento económico sostenible en torno a las prácticas y conocimientos populares, expresiones artísticas y tradiciones orales, actos festivos y técnicas artesanales de cada territorio, entre otros.

Para identificar este patrimonio “intangible” ha sido necesaria la investigación y la colaboración de empresas locales, además de la valiosa participación de los habitantes de la comarca de Liébana y el Nansa, quienes amablemente nos han regalado testimonios que quedarán reflejados en este proyecto. Nadie mejor que ellos para retratar con suma sensibilidad y emoción las antiguas usanzas que fundaron un sello de identidad propio, un distintivo que la diferencia del resto y que añade un cuantioso valor a la cultura popular.

20180806 133314

Foto: Fundación Camino Lebaniego

Desde la Fundación Camino Lebaniego queremos rendir las gracias a aquellos que mantuvieron y aún mantienen la cultura tradicional presente:

Hilario, el albarquero de Lamasón, quien aún sigue elaborando artesanalmente albarcas que se exhiben en ferias de folclore cántabro, un emblema de la artesanía popular.

Lupicinio Martín, pastor en Lomeña, también relata sus vivencias a través de un oficio casi extinto y las diferencias respecto a las técnicas actuales, que, junto a su hija Rosa, nos describían tradicionales costumbres del día a día.

Luisa Hoyal, de Cucayo, que nos habla sobre la vida que se llevaba durante la guerra civil y la posguerra, además del papel de la mujer en el medio rural.

Esteban, el campanero de Mogrovejo, cuenta cómo fue su vida, la rutina que envolvía su trabajo, el cual ha perdido autenticidad con el avance tecnológico, y juegos populares con los que se divertían en el pasado.

Vicente Blanco, el último pastor de los Puertos de Pineda, que nos narra cómo entonces desarrollaba su labor con los mínimos recursos que conseguía.

Joaquín Besoy, el pintor de Lon, nos asombra con sus bellos cuadros ambientados en los paisajes de Liébana y otros elementos naturales vinculados a ésta.

José, el herrero de Los Llanos, nos enseña cómo llevaba a cabo su oficio, que hoy en día prácticamente ha desaparecido.

Lines Vejo, la panderetera de Caloca, fue una excepcional mujer que divulgó con especial sentimiento la tradición oral y la sabiduría popular y fue un referente del folclore de la comarca y de Cantabria.

Todas ellas son personas que han consagrado su vida a las labores domésticas y las propias de la tierra, bajo condiciones precarias y prácticamente sin ninguna facilidad. Son por tanto merecedores de un enorme reconocimiento donde se alzan protagonistas al ser encargados de la transmisión oral de esta cultura inmaterial a sus descendientes.

Una vez, registrados y referenciados a nuestros guardianes de la tradición, dentro del proyecto Atlantic Culture Scape, hemos procedido a identificar una serie de artesanos y productores en activo que atesoraban buena parte de los oficios y saberes tradicionales y que a la vez pudieran mostrarles a los turistas y visitantes su buen hacer, asegurando el mantenimiento de la tradición y la mejora de sus actividades económicas.

tienda20bc3a1rcena20mayor

Foto: Fundación Camino Lebaniego

A través del programa Atlantic Culture Escape, donde se crean y mejoran experiencias únicas para despertar el interés turístico en zonas donde el patrimonio cultural intangible ve amenazada su continuidad, la Fundación Camino Lebaniego ha puesto en valor las siguientes actividades que se ejecutan en diferentes áreas del territorio regional:

  • Visita al taller textil Cari Callejo.

  • Visita a la marroquinería Hosca, donde se confeccionan productos de piel de tudanca.

  • Visita a la granja Cudaña para realizar un taller de elaboración de queso y degustación.

  • Visita al taller artesano y participar en talleres artesanos de madera.

  • Experiencia en una cantería donde se realizan tallas en piedra.

  • Elaboración de pacharán El Purriego.

  • Representación de la hila del Valle de Polaciones de la Asociación La Hila.

  • Construcción y conciertos didácticos del rabel.

  • Experiencia de pastoreo tradicional en montaña.

  • Visitas a la Casa-museo de Las Doñas y taller de apicultura.

  • Visita al viñedo de Orulisa con degustación del producto.

  • Visita a la quesería Las Brañas de Pendes con degustación y paseo cultural.

  • Visita a la destilería Picos de Cabariezo con degustación.

  • Paseos ecoculturales de la mano de Senda Viajes.

  • Visita a la granja agroecológica Las Cortes.

En la actualidad el proyecto va a publicar una serie de mapas temáticos, videos y web, donde se sacará al mercado turístico a todas las experiencias seleccionadas, se realizará así mismo una reunión de trabajo presentando a la hostería y demás agentes turísticos las experiencias y se realizará un viaje de formación con los socios locales para conocer de primera mano cómo se desarrollan estas actividades en otras regiones.

Todas los artículos

Más actualidad sobre el Camino Lebaniego