logo fundacion camino lebaniego

Noticias

El Camino Lebaniego mejora la accesibilidad con la participación de personas en riesgo de exclusión social

lunes 09 marzo 2020

El Camino Lebaniego refuerza la señalética y la accesibilidad del itinerario de peregrinación hasta el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Todas las noticias

Los trabajos de mejora se han desarrollado bajo el proyecto ‘Infraestructura Verde: Camino Lebaniego’, que ha contado con el impulso de ‘la Caixa’ y con la colaboración de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Consejería de Educación, Formación Profesional y Turismo, Fundación Camino Lebaniego y AMPROS.

Con este proyecto se ha pretendido seguir trabajando en la creación de una Infraestructura Verde en un camino histórico de peregrinación que conecta mar y montaña, y que, en el pasado Año Jubilar, atrajo más de un millón doscientos mil peregrinos y visitantes.

En ‘Infraestructura Verde: Camino Lebaniego’ se han querido combinar las dimensiones cultural, histórica y turística con la conectividad ecológica y la conservación de la naturaleza, mediante el concepto emergente de Infraestructura Verde. A ello se añade la dimensión social, siendo desarrollada por AMPROS, una entidad que trabaja con personas en riesgo de exclusión social; en concreto, con personas con discapacidad intelectual.

En la ejecución del proyecto se ha trabajado en un camino multifuncional, con usos compatibles con la peregrinación en un entorno ecosistémico sano y biodiverso, proveyendo mejores servicios, belleza paisajística y accesibilidad, a peregrinos y a poblaciones locales.

Los trabajos desarrollados han ido desde la realización de pequeñas infraestructuras que brinden bienestar y seguridad al peregrino (fuentes, pasamanos, barandillas, escaleras…), hasta la eliminación de especies invasoras, restauración de espacios degradados mediante la plantación de especies autóctonas, restauración/creación de charcas para anfibios, renovación y saneamiento de especies arbóreas, fomentando así la biodiversidad.

Para ello, se ha contado con el trabajo de una brigada de trabajadores de AMPROS (cuatro personas con discapacidad intelectual y un especialista con discapacidad física) que han realizado en estos meses tareas de reparación, adecuación de construcción de pequeñas infraestructuras, labores básicas de desbroce, adecuación de los caminos y visibilidad de las señales del Camino Lebaniego.

Impacto social y resultados

Además de la mejora de la ruta de peregrinación Camino Lebaniego y su hábitat, el proyecto ha tenido un doble resultado. Por un lado, la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social, en este caso personas con discapacidad intelectual y física, a través de una iniciativa de empleo verde.

Por otro lado, la mejora de la experiencia de la peregrinación y por efecto llamada, el incremento en el número de peregrinos, que, a su vez, repercutirá positivamente en las comunidades locales.

Todas las noticias

Últimas noticias